29 de abril de 2012

Ya no me llamas por teléfono es la señal que todo acabo, antes lo hacías y siempre era yo, la que te pedía que no.